Marihuana

September 10, 2016

Este artículo fue publicado el día 9/8/2016 en:

http://www.elsigma.com/psicoanalisis-y-ciencias/la-gran-ilusion-de-la-salud-total-y-perfecta/13130

 

Desde hace años se viene discutiendo el uso medicinal de la marihuana. Su promoción se hace desde distintos lugares y claramente hay un  sector que intenta utilizarla con fines medicinales, pero hay otro gran sector que aprovecha este enfoque para introducir en el mercado esta droga ignorando los efectos secundarios, los cuales son muchos y están bien probados.

La intención es mostrar a través de bibliografía seria y con validez científica, la realidad del tema en toda su dimensión.

Los efectos positivos que puede tener para el tratamiento de algunas afecciones deben tomarse con recaudo pues se desconocen los efectos adicionales al sumar la patología del paciente a los efectos secundarios probados.

El material que citamos a continuación es extraído del NIH (National Institute of Health)

 

 

1- Algunos estudios han demostrado una conexión clara entre el uso de la marihuana durante la adolescencia y un incremento en el riesgo de desarrollar una forma agresiva de cáncer de testículo (tumor de células germinativas que no es seminomatoso) que predominantemente ataca a los muchachos jóvenes. El comienzo temprano del cáncer de testículo, al compararlo al de cáncer de pulmón y a la mayoría de otros tipos de cáncer, indica que aunque no se sepa la forma en la que la marihuana contribuye a esto, el efecto que causa se puede acumular en solo unos pocos años de uso.

2- El uso de la marihuana como medicina también presenta otros problemas tales como los efectos adversos de fumar y las discapacidades inducidas por el THC (tetrahidrocannabinol) de las habilidades cognitivas.

 

3- Varios estados (en USA) han legalizado la utilización de marihuana o de sus extractos para las personas con ciertas condiciones de salud.  Otra de las preocupaciones con la "marihuana medicinal" es que hasta el momento se sabe muy poco sobre el impacto que puede tener el uso de marihuana a largo plazo en las personas con vulnerabilidades de salud o dadas a su edad a quienes se les está aplicando esta droga—como los adultos mayores o las personas con cáncer, SIDA, enfermedades cardiovasculares, esclerosis múltiple u otras enfermedades neurodegenerativas.

 

4- Los canabidioles no tienen las propiedades gratificantes del THC, y hay reportes anecdóticos que indican que este podría ser útil para el tratamiento de trastornos de convulsiones, entre otras condiciones médicas. Hay un preparado líquido a base de canabidioles llamada Epidiolex, que está en el momento siendo examinada en los Estados Unidos para usarla para el tratamiento de dos formas severas de epilepsia infantil, Síndrome de Dravet y el Síndrome de Lennox-Gastaut.

 

El riesgo de que una persona sufra de un ataque al corazón durante la primera hora después de haber fumado marihuana es casi 5 veces más alto que el riesgo usual. Esta observación puede ser en parte explicada por el efecto que la marihuana tiene al aumentar la presión arterial (en algunoscasos) y el ritmo cardiaco y al disminuir la capacidad de que la sangre pueda transportar oxígeno. El uso de marihuana también puede ocasionar hipotensión ortostática (vértigo o mareo al ponerse de pie), posiblemente aumentando el peligro de desmayarse o caerse A continuación citamos investigaciones de la FDA (Food & Drug Administration) Una parte de la principal misión de la FDA es proteger y promover la salud pública, garantizando la seguridad, eficacia y calidad de los productos médicos, incluidos los medicamentos. Existe un considerable interés público en el desarrollo de nuevas terapias de la marihuana y sus constituyentes. La FDA continuará desempeñando su función de asegurar que cualquiera de estas nuevas terapias sean seguras, efectivas, y fabricados con una alta calidad, aplicando el paradigma de desarrollo de fármacos que sigue ofreciendo nuevos medicamentos que cumplen con estos estándares para los pacientes. Este paradigma, basado en la investigación científica rigurosa, es esencial para determinar los usos apropiados de la marihuana y sus componentes en el tratamiento de las enfermedades humanas.

 

Results of Analytic Testing

“FDA has tested these products, and many were found to not contain the levels of CBD they claimed to contain. Consumers should beware purchasing and using any such products. La FDA ha estudiado numerosos productos con contenido de marihuana para uso medicinal, pero ha encontrado que muchos de ellos no contenían la cantidad del compuesto canabinoide que figuraba en la etiqueta…”Esto nos obliga a ser cautos en administrar cualquier producto sin tener una certeza científica de su validez, dosis y efectividad.

http://www.fda.gov/newsevents/publichealthfocus/ucm484109.htm

 

FDA & Marijuana Drug Development

Current research focused on two compounds: Cannabidiol (CBD) and Tetrahydrocannabinol (THC) Drugs in clinical testing (3 therapeutic areas): • Sativex (CBD & THC) for cancer pain & spasticity • Approved in Europe and Asia • Epidiolex (CBD) for childhood seizures •March 14: GW Pharmaceuticals announced positive phase 3 pivotal study results in Dravet’s Syndrome • INSYS also investigating CBD for infantile spasms

 

 

 

http://www.fda.gov/newsevents/testimony/ucm511057.htm

 

Conclusiones: Existen investigaciones que muestran la posibilidad del uso médico de la Marihuana. Sin embargo los efectos secundarios son significativos y alrededor de los productos lanzados al mercado hay un porcentaje que no cumple las condiciones de control de calidad, evaluaciones poblacionales regladas científicamente (ej. estudio doble ciego) necesarias.

A manera de graficar nuestros conceptos haremos una analogía con el descubrimiento y el uso descontrolado de las vitaminas.

 

 

Existen dos tipos de vitaminas: las hidrosolubles y las liposolubles. En cuanto a las primeras, corresponden a las del grupo C y B. Se pierden al cocer los alimentos, el organismo no las almacena y, por tanto, se eliminan por la orina. Respecto a las liposolubles como la A, D, K y E, tienen la capacidad de almacenarse en el hígado y en dosis excesivas se vuelven tóxicas. Jaakko Mursu, autor del estudio y miembro del departamento de Ciencias de la Salud del Instituto de Salud Pública y Nutrición Clínica en la Universidad del Este de Finlandia afirma a este semanario que «la alta cantidad de vitamina A, por ejemplo, puede causar toxicidad en el hígado en un corto periodo de tiempo». Conviene dejar claro, continúa, «que la suplementación vitamínica sólo está justificada cuando existen deficiencias nutricionales. Las más comunes corresponden a la vitamina D, B12, ácido fólico y hierro. La falta de vitamina D puede darse en personas que viven en lugares donde apenas sale el sol y la escasez de hierro en algunas mujeres debido a la menstruación. La vitamina K su acción en condiciones normales es la de ayudarnos a cicatrizar y parar las hemorragias, pero en exceso puede ser la causante de anemias y hasta cabe la posibilidad de que llegue a verse afectado el hígado por este exceso. El resto de deficiencias nutricionales suelen estar relacionadas con otras enfermedades que, en la mayoría, no se solucionan tomando vitaminas». Tal y como se extrae de la investigación, la vitamina B6 incrementó 4,1 por ciento el riesgo de muerte, el cobre del 18 %, el ácido fólico un 5,9 por ciento, el hierro un 3,9 por ciento, el magnesio un 3,6 por ciento y el zinc un 3,0 por ciento.Todos los efectos secundarios están dados por dosis excesivas de vitaminas.

 

http://www.medscape.com/viewarticle/757150

 

Dr. León Benasayag

 

 

Please reload

Entradas destacadas

Enfermedad F

July 2, 2016

1/1
Please reload

Entradas recientes

September 10, 2016

July 2, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now